Value at Risk (VaR)

El valor en riesgo es una medida utilizada para evaluar el riesgo financiero de una empresa, cartera de inversiones o posición abierta durante un periodo de tiempo. El VaR estima el potencial de pérdida y la probabilidad de que esta se produzca.

Ejemplo de value at risk

El valor en riesgo de una posición se calcula evaluando el importe de la pérdida potencial, la probabilidad de la pérdida y el plazo durante el cual podría producirse.

Esto se presenta normalmente como un porcentaje dentro de un marco de tiempo dado. Por ejemplo, podría decirse que un activo tiene un VaR a una semana del 2 % del 1 %. Esto significa que hay un 2 % de probabilidad de que el activo se reduzca en un 1 % en una sola semana.

Sin embargo, también podría presentarse como un valor numérico. Por ejemplo, si una cartera tiene un VaR de un día del 5 % de 1000 €, significa que hay un 5 % de probabilidad de que la cartera disminuya en 1000 € durante un día.

Ventajas e inconvenientes del valor en riesgo

Ventajas del valor en riesgo

Una de las principales ventajas de la métrica VaR es que es fácil de entender y utilizar en el análisis. Esta es la razón por la que a menudo los inversores o las empresas la utilizan para analizar sus pérdidas potenciales.

Los inversores también pueden utlizar la métrica para controlar su exposición del mercado. Normalmente, una medida de riesgo tradicional es la volatilidad del mercado. Sin embargo, quizá esto no sea útil para los inversores, ya que la volatilidad puede crear un rango de oportunidades para ir en largo y en corto. En cambio, el VaR analiza las probabilidades de perder dinero y puede actuar como guía para crear una estrategia de gestión de riesgo.

Inconvenientes del valor en riesgo

No existe un proceso estandarizado para recopilar los datos necesarios para determinar el VaR, lo que significa que varios métodos de value at risk pueden conducir a varios resultados.

Es importante entender que el VaR en absoluto muestra al inversor las máximas pérdidas posibles; sino que muestra simplemente la probabilidad de que se produzcan pérdidas. El riesgo real para una cartera de inversiones podría ser superior a la cifra VaR, por lo que el valor en riesgo debería utilizarse como una pequeña parte de una estrategia de gestión del riesgo.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.