Quantitative Easing (definición)

Se denomina quantitative easing (QE) o expansión cuantitativa a la política monetaria que tiene como objetivo establecer tipos de interés más bajos y aumentar la oferta de dinero. Este tipo de programas económicos vieron incrementados su perfil y su uso después de la crisis financiera del 2008 y la posterior recesión.

La expansión cuantitativa, o QE, se suele utilizar para estimular una economía cuando las políticas económicas convencionales ya no son efectivas, por ejemplo, cuando los tipos de interés están a cero o muy próximos a cero.

Para iniciar una expansión cuantitativa, un banco central debe comprometerse a comprar una gran cantidad de activos financieros (por regla general, bonos), ya sea del Estado o de otros actores del mercado pertenecientes al sector privado, como los bancos. Para ello, el banco central debe crear más dinero y aumentar su saldo financiero.

La teoría que hay detrás de la expansión cuantitativa es que inyectando más efectivo en el mercado y reduciendo los tipos de interés, se incentiva a los bancos a conceder más crédito, lo que a su vez aumenta la capacidad de gasto de consumidores y empresas. Como el dinero en efectivo es un activo que no genera demasiados beneficios, los inversores tenderán a comprar otros activos como acciones o deuda del sector privado para obtener una mayor rentabilidad. Los bancos centrales que adoptan políticas de expansión cuantitativa se ven obligados a mantener un equilibrio delicado, ya que, si aumentan la oferta de dinero a un ritmo demasiado rápido, pueden provocar un aumento de la inflación insostenible.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.