Precio de las acciones (definición)

¿Qué es el precio de una acción?

El precio de una acción (o el precio de un valor) es la cantidad que costaría comprar una acción de una empresa. El precio de una acción no es fijo, sino que varía según las condiciones de mercado. Normalmente, este aumenta si se cree que la empresa va bien y cae si la empresa no cumple las expectativas.

Aprende a operar con acciones

¿Cómo se determina el precio de las acciones?

Inicialmente, el precio de las acciones se determina con una oferta pública de venta (OPV), en la que el precio de una acción se establece en función de la demanda y oferta que se percibe de los valores de la empresa. Los precios, normalmente, se establecen a través de un bookrunner, que es un gestor principal nombrado específicamente para ayuda a determinar un precio adecuado para su OPV.

Tras la OPV, son varios los factores que pueden tener un impacto en el precio de las acciones de una empresa. Por ejemplo, cualquier aumento en el número de acciones en un mercado bajaría el precio en caso de que la demanda no varíe. Del mismo modo, cualquier reducción en la demanda, por ejemplo, debida al cambio en el personal directivo de una empresa, disminuiría el precio de acciones si la oferta se mantiene constante.

Otros factores que pueden afectar al precio de las acciones de una empresa también pueden ser las noticias que se esperan y no de un sector, los datos macroeconómicos publicados y otros anuncios políticos

Cómo analizar los precios de las acciones

Los precios de las acciones pueden analizarse tanto a través del análisis técnico, como a través del análisis fundamental. El análisis técnico busca evaluar los futuros movimientos de precios de las acciones a través del análisis de los datos de gráficos históricos. Al estudiar las tendencias de los precios de las acciones previas, los analistas técnicos pueden identificar, normalmente, si un valor va a presentar una tendencia alcista o bajista.

El análisis fundamental se centra en identificar si un valor está sobre o infravalorado. Esto se lleva a cabo con el análisis de la capacidad individual que se percibe de la empresa para generar beneficios, a través de datos macroeconómicos, estados financieros y las decisiones de la alta directiva.

¿Por qué las empresas quieren que crezcan los precios de sus acciones?

Existen varias razones por las que las empresas quieren que los precios de sus acciones aumenten. Por ejemplo, el precio elevado de un valor conlleva un cierto grado de prestigio y puede hacer que se eviten las OPA. También, además de generar grandes cantidades de ingresos para la empresa, esto puede implicar que la alta dirección, o los empleados en general, reciban un bonus en momentos concretos del año.

Una de las maneras con las que una empresa puede alentar el aumento del precio de las acciones es con el pago de dividendos a sus accionistas como retribución por sus inversiones. Los dividendos no solo atraen a nuevos inversores, lo que hará que aumente la demanda y suban los precios, sino que animan a los accionistas ya existentes a mantener sus acciones en lugar de venderlas. Esto es positivo para la empresa porque las ventas pueden hacer que el precio de una acción caiga, a medida que el mercado se ajusta a la oferta creciente.

Si una empresa quiere que caigan sus acciones (quizás porque quiere hacer que sus acciones sean más accesibles para los inversores), puede que lleve a cabo una división de acciones. Las divisiones de acciones (split) reducen el precio de los valores de una empresa al aumentar la oferta de las acciones disponibles en el mercado. Por ejemplo, si una empresa emite una división de acciones de dos a uno, el número total de acciones se duplicará, lo que significa que el precio de cada acción se reducirá a la mitad.

Sin embargo, la división de acciones no implica que la capitalización bursátil de la empresa vaya a caer, ya que la reducción del precio de las acciones es proporcional a la cantidad de valores nuevos que se han emitido.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.