Lote

¿Qué es un «lote»?

Un lote es un grupo de activos normalizado en el que se invierte. A menudo, el valor real de un activo o de un valor impide operar con él por unidades. En estos casos, los inversores emplean un lote, es decir, un conjunto de unidades de un activo concreto que es la cantidad que se comprará o venderá en cada transacción. Si el tamaño de la posición no es una cantidad de lote normalizada, entonces se considera que es un «lote suelto».

Normalmente, la bolsa, u otro regulador del mercado similar, establece el valor de un lote, y es normalmente el número mínimo de unidades que puede comprar de un instrumento financiero concreto. Esto implica que los inversores siempre saben la cantidad de un activo financiero con la que están operando cuando abren una posición.

Ejemplos de lotes

Ejemplos de lotes

Un lote puede referirse a cualquier clase de activo o instrumento financiero, pero el significado concreto de un lote y su aplicación variará según el mercado.

Por ejemplo, el tamaño de un lote normalizado para el mercado de valores es de 100 acciones (que son el número de acciones que se compran y venden en una transacción común). Esto también se conoce como «lote redondo». Los precios de los fondos cotizados (ETF) se establecen del mismo modo, para que un lote equivalga a 100 acciones.

El mercado de bonos es ligeramente diferente, porque los tamaños de los lotes tienden a ser bastante más grandes. Por ejemplo, un lote normalizado para los bonos del gobierno de los Estados Unidos es de 1 millón de dólares.

En el trading con opciones, la normalización se aplica de forma generalizada. el precio de una opción sobre acciones, por ejemplo, suele hacerse coincidir con el precio de 100 acciones del activo subyacente. Sin embargo, los lotes del mercado de futuros se llaman «tamaños de contrato» (esto varía enormemente según el tipo de contrato con el que se esté operando).

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.