Liquidez

¿Qué es la liquidez financiera?

La liquidez se utiliza en las finanzas para describir la facilidad con la que un activo puede comprarse o venderse en el mercado sin que afecte a su precio; también puede conocerse como liquidez de mercado. Cuando hay una alta demanda de un activo, hay una alta liquidez, ya que será más fácil encontrar un comprador (o vendedor) para ese activo.

El efectivo se considera el activo más líquido porque es muy estable, de fácil acceso y de fácil utilización. Por lo tanto, el efectivo se utiliza comúnmente para medir la liquidez de otros mercados. Por ejemplo, la liquidez de una acción se mide por la rapidez y facilidad con que se puede convertir en efectivo. Si es difícil convertir un activo en efectivo se considera ilíquido.

Una forma de evaluar el nivel de liquidez del mercado es observar el spread o diferencial entre el precio bid y el precio ask. A medida que aumenta la liquidez de un activo, el diferencial entre bid/ask suele ser más ajustado.

Ejemplos de liquidez

Mercados líquidos

En un mercado líquido es fácil ejecutar una operación rápidamente porque hay numerosos compradores y vendedores. Por ejemplo, con un volumen de operaciones diario de más de 5 billones de dólares, el mercado de forex se considera el más grande y más líquido del mundo.

Los grandes mercados bursátiles, como la Bolsa de valores de Nueva York, también se consideran altamente líquidos porque miles de acciones cambian de manos cada día. Pero la liquidez de una acción individual puede variar dependiendo de factores como su capitalización de mercado, el mercado de valores en el que se negocian sus acciones y si está incluida en un índice. Por lo general, los valores blue-chips como Microsoft, Google y Apple serán extremadamente líquidos.

Mercados ilíquidos

Los activos ilíquidos no pueden comprarse ni venderse fácilmente, debido a la falta de inversores o especuladores dispuestos a hacerlo. Es probable que algunas acciones de pequeña capitalización tengan menos liquidez en comparación con las acciones de mayor capitalización, especialmente las que cotizan en mercados extrabursátiles (OTC), ya que el interés del mercado es significativamente menor.

Otros ejemplos de activos ilíquidos incluyen bienes raíces, algunos pares de divisas (especialmente pares de divisas emergentes y pares exóticos) y criptodivisas más pequeñas.

Ventajas y desventajas de la liquidez

Ventajas de la liquidez

Si hay una liquidez significativa, los inversores pueden comprar y vender activos rápidamente en cualquier momento dentro de las horas de mercado. Esto se asocia a menudo con una reducción del riesgo, ya que los participantes en el mercado pueden salir de sus posiciones rápidamente sin que ello afecte de forma importante al precio del activo.

Además de ser accesibles y, en general, más fáciles de negociar, los mercados líquidos también se caracterizan por unos precios más estables y unos niveles de eficiencia más elevados.

Desventajas de la liquidez

La liquidez presenta muy pocos inconvenientes, de hecho, hay normalmente más inconvenientes asociados con la falta de liquidez, lo que se conoce como “riesgo de liquidez”.

Si un mercado no es líquido, pueden producirse movimientos de precios frecuentes y significativos debido a que la oferta y la demanda del valor negociado es baja. Los compradores y vendedores pueden encontrarse con que tienen que recurrir a varias partes, posiblemente con precios diferentes, para que su orden se complete en el tamaño deseado.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.