Inversión socialmente responsable

¿Qué es una inversión socialmente responsable?

Una inversión socialmente responsable es el proceso de selección de los activos que se van a comprar en función de su impacto social, así como de su rendimiento financiero potencial. También se conoce como inversión sostenible, inversión socialmente consciente, inversión ecológica e inversión ética. La inversión socialmente responsable está estrechamente vinculada con la inversión de impacto, que trata de lograr un cambio positivo tangible.

¿Qué caracteriza a una inversión socialmente responsable?

Este tipo de inversión se caracteriza por la decisión consciente de invertir en una compañía o fondo considerado socialmente responsable. Como toda inversión, también se caracteriza por el deseo de obtener beneficios.

Los inversores suelen seleccionar compañías o fondos que se ocupan de la justicia social, la sostenibilidad, la energía verde, la tecnología limpia y otras áreas similares.

La inversión socialmente responsable también podría caracterizarse por evitar las industrias que se considera que tienen un impacto negativo en la sociedad o en el medio ambiente, como el alcohol, el tabaco, el petróleo y el gas, la comida rápida o las apuestas.

Tipos de inversiones socialmente responsables

Los inversores pueden optar por comprar acciones y participaciones en compañías que se ajusten a sus valores, o que cuenten con políticas ambientales, sociales y de buen gobierno sólidas (ESG, las siglas en inglés de Environmental, Social and corporate Governance). Por ejemplo, el índice socialmente responsable (ISR) MSCI United Kingdom SRI es un índice ponderado por capitalización que solo proporciona exposición a aquellas compañías que tienen calificaciones ESG sobresalientes. Otra forma de invertir de forma socialmente responsable es a través de fondos de inversión y fondos cotizados en bolsa (ETF). Hay muchos fondos que, o bien invierten explícitamente en compañías, que persiguen objetivos socialmente responsables, o bien solo invierten en compañías que dan prioridad a los factores ESG en sus operaciones.

Ejemplos de inversiones socialmente responsables

La inversión responsable siempre ha existido como concepto y muchos accionistas han intentado utilizar su poder para influir en el resto del mundo durante décadas. Un ejemplo famoso es la presión ejercida sobre los gestores de fondos para que evitaran invertir en compañías sudafricanas antes de 1990, lo que, en última instancia, contribuyó a poner fin al apartheid.
Las preocupaciones de los inversores con objetivos socialmente responsables han reflejado históricamente cuestiones sociales más amplias.

  • Años 60: los inversores boicotearon a las compañías que suministraban armas para la guerra de Vietnam. Se establecieron bancos de desarrollo comunitario en zonas de bajos ingresos, lo que dio lugar a la promulgación de la Ley de derechos civiles y la Ley del derecho al voto
  • Años 70: los inversores se preocuparon cada vez más por el comportamiento corporativo, y los temas ambientales pasaron a primer plano
  • Años 80: se establecieron los fondos de inversión socialmente responsables. Entraron en juego nuevas preocupaciones, entre las que se incluyen la energía nuclear

La inversión socialmente responsable goza ahora de una mayor popularidad a medida que los inversores y los organismos gubernamentales se interesan cada vez más por el comportamiento ético.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.