Gestión de riesgo

La gestión de riesgo es el proceso de identificación de riesgos potenciales en una cartera de inversión y de adoptar las medidas que correspondan para reducir dichos riesgos.

Riesgo en una inversión es la posibilidad de que una posición abierta no permita alcanzar los resultados deseados: como consecuencia, se puede obtener una rentabilidad reducida o bien pérdidas superiores al dinero que se pagó inicialmente por la inversión. Por este motivo, los inversores a menudo toman medidas para analizar los riesgos inherentes de sus operaciones y buscan la manera de reducirlos.

Cómo minimizar el riesgo

Tras identificar los riesgos potenciales de una cartera, existen varios métodos para limitarlos. Entre los ejemplos más habituales figuran los siguientes:

  • Establecer stops y límites para cerrar automáticamente las operaciones a los niveles que se especifiquen.
  • Realizando una cobertura, es decir, abriendo una posición inversa a la que tienes.
  • Seleccionar operaciones menos arriesgadas.
  • Diversificar, es decir, distribuir la inversión en una mayor variedad de clases de activos.
¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.