Exposición

La exposición es un término general que puede referirse al valor total de mercado de una posición, al total del riesgo potencial existente en un momento dado, o la parte de un fondo que se invierte en un mercado o activo determinado.

Existen dos tipos de exposición: exposición financiera y exposición al mercado.

Explicación de la exposición financiera

La exposición financiera es la cantidad de capital que puedes perder cuando inviertes en un activo, también conocido como riesgo. Al invertir, la exposición financiera se limita a la cantidad que inviertes en abrir una posición; por ejemplo, si inviertes en acciones que pierden todo su valor, solo perderás la cantidad que has pagado. Sin embargo, si operas con apalancamiento, tu exposición aumenta porque tu capital se amplifica más allá del pago inicial, que es lo que se conoce como margen (depósito). En estos casos, tus beneficios y pérdidas pueden multiplicarse.

Explicación de la exposición al mercado

La exposición al mercado describe la parte de un fondo o cartera que se invierte en un sector o activo en particular. Normalmente, la cartera de un inversor estará compuesta por diferentes clases de activos, como materias primas, acciones y mercado de forex. Es posible que una posición esté expuesta a múltiples mercados.

Por ejemplo, si tienes acciones en una empresa productora de café, no solo estarías expuesto al mercado de valores, sino también al mercado de materias primas y potencialmente también al mercado de forex si la empresa fuera internacional.

Ejemplos de exposición

Ejemplos de exposición financiera

Si invirtieras en acciones de Apple por valor de 500$, podrías perder hasta el valor total de las acciones si se desvalorizaran por completo. Por lo tanto, tu exposición financiera es de 500$.

Si hubieses elegido operar utilizando el apalancamiento, tu exposición financiera dependería de tus requisitos de margen y del valor total de la operación. Si el margen fuera del 20%, tendrías una exposición al riesgo que superaría en un 80% la cantidad que se te exigía que depositaras. Por lo tanto, si has abierto la operación y has pagado un margen de 200$, tu exposición al riesgo sería igual a 1.000$.

Ejemplos de exposición al mercado

Supongamos que el valor total de tu cartera es de 10.000$. Si tienes 3.000$ invertidos en oro, tendrías un 30% de exposición del mercado al oro. Y si tienes 1.500$ invertidos, tu exposición al mercado es del 15%, y así sucesivamente.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.