Divisa base

Una divisa base es la primera divisa que aparece en la cotización de un par de divisas. En el mercado financiero extranjero, una divisa se cotiza siempre en relación con otra porque se compra una mientras se vende la otra.

La divisa base aparecerá en primer lugar e irá seguida de la segunda divisa, que se denomina divisa cotizada o contradivisa. El precio mostrado en un gráfico será siempre el de la divisa cotizada; representa el importe de la divisa cotizada que necesitarás gastar para adquirir una unidad de la divisa base.

Ejemplos de divisa base

Supongamos que estás interesado en el EUR/USD. En este ejemplo, la divisa base es el euro y la divisa cotizada es el dólar estadounidense. Si el precio del par EUR/USD es 1,3000, significa que necesitarás 1,30 dólares estadounidenses para comprar un solo euro.

Cuando se opera con forex, tienes la opción de ir corto o ir largo. Esto significa que tendrás que evaluar qué divisa del par forex se considera “débil” o “fuerte” cuando se compara con la otra.

Si abrieras una posición larga, lo harías con la expectativa de que la divisa base subiera, o de que la divisa cotizada cayera. De este modo, si pensaras que el valor del dólar estadounidense va a caer o que el del euro va a subir, comprarías EUR/USD.

Si abrieras una posición corta, lo harías con la expectativa de que el valor de la divisa base cayera frente a la divisa cotizada. De modo que, si creyeras que el dólar estadounidense está ganando fuerza, ejecutarías una orden de venta en el par EUR/USD.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.