Análisis fundamental

El análisis fundamental es un método que se emplea para evaluar el valor intrínseco de un activo y para analizar los factores que podrían influir en su precio en el futuro. Este tipo de análisis se basa en la evaluación de los activos a partir de hechos e influencias externos, así como de los estados financieros y de las tendencias industriales.

El análisis fundamental es uno de los dos métodos principales que se utilizan para analizar el mercado. El otro es el análisis técnico. Mientras que los inversores que emplean el análisis técnico obtienen toda la información que necesitan para operar desde los gráficos, los que se basan en el análisis fundamental se fijan en factores externos, ajenos a los movimientos de precio del propio activo.

Ejemplo de análisis fundamental

Existen varias herramientas y técnicas que se pueden emplear en el análisis fundamental, pero hay dos categorías fundamentales: análisis descendente y análisis ascendente. El análisis descendente ofrece una visión más amplia de la economía. Comienza por analizar el mercado como un todo, a continuación se centra en un sector o industria y, finalmente, en una empresa en concreto. Al contrario, el análisis ascendente empieza por un valor específico y se amplía hasta considerar todos los factores que tienen un impacto en su precio.

La mayor parte del análisis fundamental se emplea para evaluar los precios de las acciones, pero se puede utilizar en toda una serie de clases de activos, como bonos y forex.

Las herramientas que pueden escoger lo inversores para el análisis fundamental varían en función del activo con el que se quiera operar. Por ejemplo, los inversores de acciones pueden fijarse en las cifras de los informes de resultados de un empresa: ingresos, beneficios por acción (EPS por sus siglas en inglés), crecimiento previsto o márgenes de rentabilidad. Sin embargo, los inversores en forex pueden decidir evaluar las cifras que publican los bancos centrales, ya que ofrecen una visión del estado de la economía de un país.

Ventajas y desventajas del análisis fundamental

Ventajas del análisis fundamental

El análisis fundamental ayuda a los inversores a recopilar la información adecuada para tomar decisiones racionales a la hora de determinar su posición. Al basar estas decisiones en datos financieros, existe poco margen para sesgos personales.

En lugar de establecer puntos de entrada y salida, el análisis fundamental busca entender el valor de un activo, de modo que los inversores pueden tener una visión del mercado más a largo plazo. Una vez que el inversor ha determinado el valor numérico del activo, puede compararlo con el precio de mercado actual para evaluar si este está sobrevalorado o infravalorado. El objetivo es obtener ganancias de la corrección del mercado.

Desventajas del análisis fundamental

El análisis fundamental puede requerir mucho tiempo e implicar muchas áreas de análisis, lo que puede hacer que el proceso sea extremadamente complicado.

Como el análisis fundamental ofrece una visión del mercado mucho más a largo plazo, los resultados no son adecuados para tomar decisiones rápidas. Es mejor que los inversores que quieran crear una metodología para invertir a corto plazo empleen el análisis técnico.

También es importante tener en cuenta el mejor y el peor de los casos. Mientras que el análisis fundamental ofrece una visión multidimensional del mercado, es posible que los cambios legislativos, políticos y económicos negativos sorprendan a los mercados.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.