Alfa

Alfa es la medida del rendimiento de un porfolio de inversiones según unos parámetros concretos (normalmente, un índice bursátil). En otras palabras, es el nivel en el que un inversor ha conseguido superar al mercado durante un periodo de tiempo determinado. Alfa puede ser positiva o negativa según su proximidad al mercado.

Alfa no solo se emplea como medida para un porfolio en comparación con el mercado subyacente, sino que también mide el rendimiento del gestor del fondo (quien implementa las estrategias y gestiona la actividad operativa).

Alfa vs beta

Alfa y beta se emplean en conjunto para comparar y analizar los beneficios de un porfolio. Mientras que alfa es la medida de los beneficios de un porfolio, beta mide la volatilidad pasada (o el riesgo) cuando se compara con un mercado más amplio. Por ejemplo, si la cifra beta es 1,2, esto significa que el valor es un 20% más volátil que el mercado.

Ejemplo de alfa en finanzas

El cálculo básico de alfa se realiza simplemente restando el total de los beneficios de una inversión de los beneficios del referente durante el mismo periodo de tiempo.

Sin embargo, es común emplear un modelo de precios de activos financieros (CAPM por sus siglas en inglés) para obtener una visión más detallada del rendimiento de un porfolio. Con este cálculo, restarías la tasa de rentabilidad (TR) libre de riesgo a los beneficios que se esperan y después restarías beta para obtener la prima de riesgo. Entonces, tendrías que multiplicar esta prima por los beneficios del mercado (el referente) menos los beneficios de la tasa libre de riesgo. El cálculo sería el siguiente:

Alfa= beneficios del porfolio – TR libre de riesgo – beta * (beneficios del referente – TR libre de riesgo)

Imagina que los beneficios que se esperan son del 12% después de un año, la tasa de rentabilidad libre de riesgo es del 10%, beta es de 1,2 y el referente es del 11%. El cálculo de alfa, por tanto, sería: 12 – 10 – 1,2 x (11 – 10).

Esto significa que alfa es 0,8%. Este porcentaje positivo implica que la cartera tiene un mejor rendimiento que el mercado. Cabe mencionar que el alfa de un porfolio puede cambiar si las posiciones se ven sujetas a una mayor volatilidad, lo que hace que beta cambie.

Ventajas e inconvenientes de alfa

Ventajas de alfa

Alfa ofrece a los gestores de fondos una idea general sobre cómo es el desempeño de sus porfolios con respecto al resto del mercado. En el trading y las inversiones, alfa puede resultar una herramienta útil para establecer los puntos de entrada y salida del mercado.

Inconvenientes de alfa

Emplear alfa como un método para calcular los beneficios tiene sus limitaciones. Por ejemplo, no puede emplearse para comparar distintos porfolios de inversiones o tipos de activos, ya que se restringe a las inversiones del mercado de valores.

Existe un gran debate sobre la exactitud de alfa como medida. Según la hipótesis del mercado eficiente (HME), todos los valores se cotizan de manera adecuada en todo momento, por lo que sería imposible identificar y aprovecharse de las tasaciones erróneas. Si la HME fuese correcta, no existiría ningún modo de superar al mercado y alfa no existiría.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.