Activos tangibles

Los activos tangibles son los activos en el balance general de una empresa que tienen forma física. Esto incluye maquinaria, equipo de oficina y propiedades, así como materiales que se utilizan en la producción.

Activos tangibles corrientes vs. activos tangibles a largo plazo

Los activos tangibles corrientes son aquellos que pueden convertirse en efectivo a corto plazo. Estos aparecerán en un informe de ganancias como ingresos. El inventario de la compañía es un ejemplo de un activo corriente.

Los activos tangibles a largo plazo, también llamados activos tangibles fijos, son aquellos que no se convertirán en efectivo en el plazo de un año. Esto significa que su valor se depreciará y, por lo tanto, su coste se divide entre los años de uso. La maquinaria es un ejemplo de un activo a largo plazo.

Los distintos tipos de activos tangibles se tratarán de forma diferente en la contabilidad, ya que puede resultar difícil cambiarlos por dinero en efectivo. Los activos fijos como la propiedad, por ejemplo, tienen menos liquidez de mercado y tardarán más en venderse.

Activos tangibles e intangibles: ¿qué diferencia hay?

Un activo puede ser tangible o intangible. Los activos tangibles son activos físicos, y pueden ser activos a corto o largo plazo, como efectivo o propiedades. Los activos tangibles se utilizan como ayuda en las operaciones diarias de una empresa y pueden convertirse en efectivo si es necesario.

Los activos intangibles, por otro lado, son inmateriales, aunque tienen valor para la empresa. Incluyen el nombre de la marca y la propiedad intelectual. Los activos intangibles no pueden convertirse en efectivo, pero sí contribuyen a las ventas y a los ingresos.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.