Margen en Trading

Se puede explicar de forma simple, como la cantidad neta que necesitamos para operar, pero en el Trading, nada es así de sencillo. En los negocios siempre debes tener una estrategia para obtener ganancias y perder nada o lo menos posible de lo invertido, el margen es la estrategia que usan los Bróker, para cuidar los fondos de operación; aunque el margen puede verse fácil, en realidad se compone de muchas fases técnicas que debemos entender, tal como la diferenciación entre el margen y el margen libre; Dos factores de operación que funcionan en un mismo ecosistema, aunque de forma distinta.

El margen no es una cuota o un derecho de operación que debas pagar por capricho del Bróker,  es más como un seguro financiero que avala tu capacidad de cobertura en función a la operación o lotes de operaciones que deseas efectuar, recuerda que los Bróker deben estar seguros de que tu capacidad crediticia puede cubrir pérdidas en cada operación, y si tomas en cuenta la perspectiva de una operación exitosa, un tanto por ciento de tu depósito no es nada en comparación a lo que puedes llegar a ganar, y es que ese es otro error, el margen no se  en función a cuánto vas a ganar,  sino a cuánto dispones y cuanto vas a arriesgar.

Margen, el porcentaje no causa migraña.

El obstáculo de muchos Trader novatos es el cálculo del margen, y muchas veces esta debilidad desemboca en la pérdida de fondos, o la quiebra total, y aunque esto suene como los peores escenarios, la verdad es que existe una pesadilla mucho peor, y es la falta de margen libre para operar en un lote claramente ganador (Imagina tener miles de dólares frente a ti, y no tener ni un centavo para operar en esta mina de oro) así se siente quedarse sin margen libre, y esto ocurre por no saber calcular el costo del margen, estamos tratando de hacerlo sencillo.

Y es que el margen no es un pasivo fijo, es un cobro por porcentaje que varía en función al Bróker, por ejemplo: en Forex el margen se encuentra multiplicado el valor de la operación por el Volumen luego dividido entre el apalancamiento, si al balance le restamos el margen utilizado en todas las operaciones de valor el restante en tu cuenta se le conoce como Equidad.

La fórmula anterior la verdad que no es nada complicada, pero sí requiere mucha atención, ya que medir correctamente el valor de tu margen, puede permitirte operar de forma segura en otros lotes o pares de lotes, así que siempre tendrás un control de tus movimientos, lo que te obliga a mantener un fondo libre de operaciones.

Margen Libre

Un tema que nos da para otro artículo, pero hablaremos de él a brevedad, y es que el margen libre comprende nuestro saldo disponible para operar, es nuestro capital libre, y solo se verá afectado en el momento en el que cerremos una operación; La razón de hablar sobre el margen libre es muy clara, y es que los fondos para costear una operación y un margen salen del margen libre, entonces es un elemento crucial a la hora de evaluar tus posibilidades y estrategias de operación. A esto a veces se le suman otras variables como el apalancamiento, pero eso es otro tema.

¿Por qué existe el Margen?

Recuerda lo que hablamos al principio, no es algo que el Bróker creará para hacerte pagar más, ya que no es una cuota o una obligación por operación, el margen es un seguro; es una forma de comprobar que posees capital crediticio para realizar una operación, que, en el peor de los casos, si llegase a fallar puedas cubrir las pérdidas.

¿El margen es muy costoso?

Realmente no, ya que solo es un aval, y si tu operación resulta exitosa el margen es insignificante, es por esto que operar no es apostar, debes medir los riesgos y los valores de margen y la tendencia del par, ya que un pico o una caída pueden aparecer de la nada, muchas veces parece que el margen es una idea absurda, pero cuando mides los riesgos de pérdida te das cuenta que en realidad es algo justo para ambas partes.

¿Cómo calculamos el Margen?

Muy sencillo, digamos que deseas calcular el margen de uno de los pares más populares, como lo puede ser el €/$ entonces vamos a determinar algunas pautas para entender la ecuación.

Balance (B): Es tu patrimonio es decir de cuánto dinero dispones.

Precio de entrada (PE): Este es el valor del par al momento de iniciar la operación, ejemplo 1’74.

Precio (Pc): el valor del producto al momento de realizar el cálculo, ejemplo 1’75.

Producto (P): El nombre del par en el cual óperas, como lo decíamos anteriormente este será el caso del Euro vs. El Dólar €/$.

Volumen (V): la cantidad con la que planeas iniciar la operación, supongamos que iniciaremos con un volumen de 1’00=100000.

Equidad (E): El Balance vs. los resultados de operación, es decir sumando las ganancias y restando las pérdidas.

Margen Libre (ML): es el resultado de la Equidad menos el Margen (E-M).

Nivel de Margen (NM): Es el resultado de dividir la Equidad entre el Margen (E/M).

Apalancamiento (Ap): Es un beneficio que te permite invertir sobre un valor nominal mayor al de tus recursos utilizados, este varía según el Bróker y los acuerdos entre Bróker y usuario, supongamos un apalancamiento de 1/20.

Margen (M): Cantidad retenida por el Bróker se obtiene multiplicando el Volumen por el Precio de Entrada entre el Apalancamiento (V*PE/Ap)

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.