El interés Compuesto, una Ley exponencial

El interés compuesto es el resultado de la reinversión del interés obtenido por inversión de capital en proyectos de retorno fijo, o renta fija. Para comprender un poco mejor la funcionalidad bursátil y comercial del interés compuesto, debemos definir brevemente el interés simple, el más común entre las personas naturales o clientes de entes bancarios.

El interés simple


El interés es el retorno de un préstamo o capital invertido bajo convenio de dos partes, el prestamista y deudor, algunas veces pueden interferir terceros como el codeudor o el fiador, que responden como respaldo del deudor, pero estos solo son los actores principales del interés, el interés funciona de la siguiente manera:


Una de las partes, deudor o prestamista (normalmente la propuesta viene por parte del prestamista, muy rara vez un deudor propone la inversión, y en dichos casos suelen ser bancos o entes financieros que obtienen ganancias a través de sistemas de crediticos), propone el convenio “inversion”.


Se acuerdan y pactan los términos de la inversión, en los cuales la parte prestamista o Inversora ingresa una cantidad de capital, acordado durante el contrato de inversión.


La parte prestamista se beneficia del interés, mientras que el deudor obtiene financiamiento inmediato ejemplo (el prestamista propone una inversión de $10.000 para financiar un proyecto tecnológico, para el cual, el deudor, propone un retorno del 10% al año vencido durante 5 años, dejando una ganancia de $1.000 al año al prestamista) de esta manera se genera un retorno y se permite financiar el crecimiento económico.


Existen muchas otras formas de obtener ganancias a partir de intereses, como es el caso de las cuentas de inversión bancarias, donde el ente genera un retorno en una periodicidad estipulada, según el volumen de capital depositado y resguardado en las arcas del banco.


Es así como ocurre en retorno por interés simple, muchas veces aplicamos este sistema sin saber, y al ser una de las maneras más populares de generar ingresos pasivos es muy común en los mercados financieros, pero a la par de este existe un sistema más lucrativo. Este es el tema principal. el retorno de interés compuesto.

El poderoso retorno de interés Compuesto


Retomamos el ejercicio anterior, en el cual el prestamista invierte $10.000 en un proyecto tecnológico, con un retorno de 10% sobre la inversión durante 5 años, de esta manera al final del contrato el prestamista recibe $15.000 Es ca donde ocurre la diferencia, en un sistema de interés compuesto, el prestamista reinvierte el interés obtenido de cada retorno anual, de esta manera obtendría al final del plazo 16.105, generando una diferencial de 1105 dólares con respecto a la inversión inicial, efectivamente un sistema de retorno a largo plazo mucho más lucrativo que su hermano menor, el sistema de reinversión simple.

Son muchos los beneficios tanto en retorno como económicos para ambas partes del convenio de inversión, que es casi absurdo pensar que aun el sistema de inversión simple sigue siendo más popular.

¿Listo para dar el siguiente paso?

OlamFX te invita a que te eduques y documentes de forma profesional en los mercados financieros, y prepares las estrategias que mejor se ajusten a tu forma de operar.
La efectividad de las estrategias es tu responsabilidad, ya que no existe forma fiable de corroborar la ejecución de tus métodos.
Recuerda que en el Trading es posible obtener resultados positivos pero también existen algunos riesgos como la pérdida parcial o total de tu inversión.